Siete razones para ver The Handmaid’s Tale, la mejor serie de 2017

Ser mujer y ver una serie de televisión que retrata una sociedad donde somos tratadas como máquinas reproductoras, resulta tan desgarrador como interesante. En The Handmaid’s Tale, la serie producida por Hulu, inspirada en la novela de Margaret Atwood (1985), las mujeres viven en la República de Gilead, un lugar fascista y patriarcal donde no tienen derechos.

El tiempo de la historia, que transcurre después de una especie de apocalipsis donde la fertilidad es un privilegio y la Biblia es la ley suprema, no puede ser peor para las mujeres. Si ellas leen, les quitan los ojos. Si opinan, les cortan la mano. Si no acceden a una violación, son maltratadas y si abortan o se rehusan a entregar el bebé producto del abuso, son apedreadas.

La primera temporada está compuesta por diez capítulos de una hora (que me tragué enteros) y que me dejaron con ganas de más. A continuación les doy mis siete razones por las cuales The Handmaid’s Tale ocupa el primer puesto en el podio de series de 2017. Una serie que se siente en el estómago y en el corazón, un relato para indignarse y saborearse. Bienvenida la maratón.

1.La actuación de la protagonista es magistral.

Cortesía: Hulu.

Elisabeth Moss. Su nombre es suficiente para dar play, pero si quieres más argumentos, recuerda a la fantástica Peggy Olson de Mad Men.

En The Handmaid’s Tale Moss transmite de forma visceral la importencia, el odio y el trauma que representa para ella pasar de ser una mujer profesional, trabajadora y mamá, a una esclava sexual de una sociedad perversa fundamentada en el dogma religioso.

2.The Handmaid’s tale fue la reina de los premios Emmy.

Cortesía: Emmys.

Ocho estatuillas se llevó, incluidas las de Mejor serie dramática y Mejor actriz. Le ganó a series reconocidas año tras año y sorprendió a una audiencia acostumbrada a la victoria de grandes productoras.

3. La estética y la fotografía. Son brutales, en serio.

Cortesía: Hulu.

Reed Morano y Colin Watkinson, los directores de la serie, prepararon un deleite visual desde la fotografía. La paleta de colores es impecable, los ángulos son viscerales, el diseño de vestuario habla por sí solo y las locaciones… ni hablar.

4.Nos muestra qué pasa en un mundo donde las mujeres no valen nada.

Cortesía: Hulu.

 

Ver una realidad tan cruel asusta… pero pensar en que puede pasarnos en un futuro cercano, aterroriza. La serie te deja con la sensación de que ese mundo puede ser el nuestro en algún momento, y te prende las alarmas.

5.Nos enseña a no doblegarnos pese a las presiones externas.

Cortesía: Hulu.

 

Jude (Offred) es la muestra viva de la fuerza interior. Pese a ser violada y ver su condición de mujer doblegada, reprimida y condicionada a los deseos de su amo, su espíritu es libre y revolucionario. Ella nos cuenta su historia para no enloquecer. Nos hace testigos del abuso para tomar fuerzas y mostrarnos que nadie puede amilanar su deseo de escapar.

6.Exalta el poder de la hermandad

Cortesía: Hulu.

 

Jude (Offred) no es la única en condición de esclavitud. Con ella hay un grupo de mujeres sin derechos, víctimas de los vejámenes de la sociedad fascista. En The Handmaid’s Tale encontrarás momentos donde la hermandad es vital para la supervivencia, pues hay dolores emocionales y físicos causados por el régimen, que en soledad se tornan insoportables.

7.Evidencia el lado oscuro del radicalismo religioso.

Cortesía: Hulu.

Si bien la serie nos muestra el cambio repentino de la sociedad en un futuro cercano, la crítica a la religión es evidente. Los saludos obligados en la serie son “Bendito sea el fruto…” y “Alabado sea”, mientras que los pasajes de la Biblia que las criadas deben vivir y sentir al pie de la letra son comunes en el guión.

Aquí puedes ver el trailer de The Handmaid’s Tale

¿Ya viste la serie? ¿Cómo te pareció? ¿Tienes alguna otra razón para invitar a las chicas a que la vean? Pronúnciate.

 

 

Facebook Comments

¡VIVE LA LETRA CURUBA!